El cáncer es igual para todos, pero no todos somos iguales frente al cáncer. La solución es la equidad. Hablar de equidad es hablar de tener las mismas posibilidades para prevenir el cáncer, vivir con él y acceder a los resultados de investigación. Es lograr que todas las personas seamos iguales frente al cáncer.

La inequidad de oportunidades de los pacientes de cáncer en España se pone de manifiesto en el informe Impacto del Cáncer en España: Una aproximación a la inequidad y los determinantes sociales. Este estudio ha sido presentado por la Asociación Española Contra el Cáncer con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer, que tiene lugar cada 4 de febrero.

Este es el primer informe que se ha elaborado sobre la inequidad en cáncer en España y, en él, se muestran las desigualdades que agravan la enfermedad. El lugar de residencia, el nivel socioeconómico y el acceso a los resultados de investigación son factores que condicionan la prevención frente al cáncer, su diagnóstico, el acceso a los tratamientos y el acompañamiento durante el final de la vida.

👉 Descarga el Informe Impacto del Cáncer en España: Una aproximación a la inequidad y los determinantes sociales

El código postal afecta más que el código genético

En función del lugar de residencia existen mayores o menores posibilidades de prevenir el cáncer y convivir con él. Hablamos de personas que no tienen las mismas oportunidades de detectar precozmente el cáncer de colon porque siete Comunidades y Ciudades Autónomas no han conseguido que toda su población de riesgo (de 50 a 69 años) tenga acceso a un programa de cribado colorrectal.

Este informe sobre la inequidad del cáncer en España también pone de manifiesto que el 42% de las Comunidades no protege a su población del humo del tabaco porque carecen de regulaciones de espacios sin humo.

El impacto del tabaco también afecta a los más jóvenes. Casi el 43% de los menores de 12 años están expuestos al humo del tabaco en espacios públicos.

Desde la Asociación Española Contra el Cáncer trabajamos para que la primera generación libre de tabaco sea una realidad en el año 2030. Para ello, es necesario que las administraciones públicas adopten nuevas regulaciones y la implicación de toda la sociedad para lograrlo.

Cuidados paliativos

Otra de las desigualdades que se ponen de manifiesto en el informe está relacionada con la atención durante el final de la vida. La Asociación Europea de Cuidados Paliativos sitúa el número óptimo de recursos especializados de cuidados paliativos para una atención adecuada en 2 por cada 100.000 habitantes, uno de atención en el domicilio y otro de atención hospitalaria.

En España no se alcanza el ratio recomendado por la Asociación Europea. La media del país se sitúa en 0,6 por cada 100.000 habitantes, estando por debajo de la media europea (0,8). Murcia, Ceuta, Melilla o País Vasco están más cerca de la tasa recomendada con 1,5 por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, Rioja y Canarias están significativamente por debajo con 0.32 y 0,40 por cada 100.000 habitantes respectivamente.

El nivel socioeconómico es un factor de desigualdad frente al cáncer

El cáncer tiene un impacto directo en la economía de los pacientes de cáncer y sus familias. El cáncer disminuye los ingresos porque afecta a la capacidad laboral del paciente y también aumenta los gastos imprevistos. Durante la enfermedad, el 41% de las familias han tenido que asumir un coste, entre gastos directos e indirectos, superior a 10.000€.

Durante 2021, casi 30.000 personas diagnosticadas de cáncer se encontraban en una situación de vulnerabilidad laboral ya que estaban desempleadas, eran trabajadores autónomos o tenían un sueldo inferior al Salario Mínimo Interprofesional.

La vulnerabilidad laboral es más acusada entre la población femenina. Más del doble de mujeres que de hombres (25,7% de las mujeres) tienen unos ingresos por su trabajo menores que el Salario Mínimo Interprofesional.

Los costes derivados de la enfermedad podrían no ser asumibles por los pacientes en situación de vulnerabilidad laboral. Esto puede obligar a tener que tomar la decisión de pagar los gastos corrientes (luz, agua o alquiler) o hacer frente a los gastos que provoca la enfermedad.

Consumo de tabaco y exposición al humo

España es un país donde cerca de 9 millones de personas siguen siendo fumadoras y en el que el consumo de tabaco provoca 52.000 muertes anuales. El tabaco es el principal factor de riesgo para tener cáncer de pulmón, pero también se asocia a más de 15 tipos de cáncer y a más del 30% de los casos totales diagnosticados.

Las cifras de consumo de tabaco en adolescentes que arroja la Encuesta sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España, ESTUDES, de 2021, también son preocupantes. Las chicas superan a los chicos en todas las franjas de edad menores de 18 años. Además, una cuarta parte de las chicas y más de 2 de cada 10 chicos han consumido tabaco en el último mes.

La diferencia de nivel socioeconómico también se pone de manifiesto en el consumo de tabaco y la exposición al humo en espacios cerrados con dos datos concluyentes:

  • El consumo de tabaco entre las personas pertenecientes a los estratos más bajos de la sociedad es casi el doble que en personas de clase alta.
  • La exposición diaria al humo del tabaco en espacios cerrados es casi tres veces superior entre las personas de clase baja.

Investigación

La supervivencia de los pacientes con cáncer depende directamente de la investigación. Sin embargo, hay cánceres con la supervivencia baja o estancada en los que es necesario impulsar la investigación porque:

  • Cada año, 100.000 personas son diagnosticadas con tumores cuya supervivencia es baja (páncreas, esófago o hígado) o está estacada (laringe, estómago o pulmón) debido a que no se investiga lo suficiente.
  • Gracias a la investigación en estos últimos años, hay un aumento de la supervivencia, 3,3 puntos en hombres y 2,6 en mujeres. Este aumento en la supervivencia se ha producido a pesar del incremento de la incidencia en un 7,2% desde el año 2016.

¿Qué proponemos?

En la Asociación Española Contra el Cáncer creemos necesario eliminar estas inequidades y, para ello, trabajamos mirando al presente, pero también al futuro.

  • A corto plazo, utilizando nuestros recursos propios para paliar las desigualdades que acentúa el cáncer en prevención, atención e investigación.
  • A medio y largo plazo, trabajando con entidades públicas y privadas para conseguir que todas las personas sean iguales frente a la enfermedad.

Reconocer las inequidades es el primer paso para eliminarlas. Desde la Asociación Española Contra el Cáncer no vamos a rendirnos hasta conseguir que todas las personas seamos iguales frente al cáncer. ¿Nos ayudas? Firma el Acuerdo Contra el Cáncer.

Acuerdo Contra el Cáncer
La inequidad en la investigación en los tumores poco frecuentes

Uno de los retos que tiene la Asociación Española Contra leer más

Los tumores con una supervivencia menor al 30% necesitan de una investigación al 100%
Investigación de tumores con baja supervivencia

Gracias a la investigación, entendiendo ésta desde un enfoque integral leer más

Avanzando hacia una medicina personalizada
Investigación de tratamientos más eficaces para el cáncer

Cuando hablamos de cáncer, solemos pensar que hablamos de una leer más